Lecciones de un Autónomo

Queremos cerrar el año con las lecciones de un autónomo. Una reflexión de los consejos ganados con esfuerzo que tenemos los que trabajamos para nosotros mismos. Desde la historia de un freelance algunos consejos que sabemos que pueden ayudar a las personas con trabajos reales.

¿Qué pueden compartir los independientes con los contratados, especialmente ahora que se espera cada vez más que los empleados se comporten y regulen como si fueran autónomos? ¿Y por qué es vital crear hábitos de auto compromiso cuando trabajamos a nuestra cuenta?

¿Es esto lo que queremos?

Cuando la vida laboral se parece más a ser tu propio jefe, hay algunos aprendizajes dolorosos relevantes. Las lecciones son obvias pero difíciles de prevenir y de aceptar.

Lo primero que debemos tener muy claro es si la vida freelancer es una situación circunstancial o si realmente es la decisión de nuestra vida.  Porque la mayoría de las personas que regresan al empleo después de unos años, se dan cuenta de que desperdiciaron la oportunidad de encontrar una independencia completa o de reposicionarse y reinventarse realmente.

Generalmente las personas también hacemos esto en el trabajo, cuando no dedicamos el tiempo y el pensamiento a comprender dónde encaja un rol particular en la historial laboral y en nuestra propia felicidad.

¿Cuánto tiempo te vas a quedar donde estás y cómo lo explicarás, a ti mismo y a los demás, cuando hagas el próximo movimiento? Si va a permanecer en el lugar por un tiempo, ¿cómo evitará que se vuelva obsoleto? ¿Es esto una vocación, un paso intermedio, un trampolín, un aprendizaje, una audición? Es mejor que lo descubras, ya que nadie más se va a preocupar por esto en tu nombre.

Otro aspecto importante es identificar cuales son las debilidades y las fortalezas que nos acompañan en la tarea. Para algunos autónomos, identificar las tareas que agotan y que puedes subcontratar, puede llevarles años.  Algunas labores te impiden gastar el tiempo y la energía en otras  que verdaderamente amas. Y una de las grandes revelaciones que descubres con el tiempo es que hay personas a las que puedes pagar para que se encarguen de la contabilidad y que no solo hacen este trabajo sin coerción ni náuseas, sino que disfrutan activamente siendo excelentes en él. Este tipo de personas, que aman el trabajo que odias, están en todas partes.

 

Lecciones de un Autónomo: El tiempo es tu recurso más valioso

Hay una línea muy delgada que separa las distintas paralelas en que un autónomo puede distribuir día a día su tiempo.  Y sin duda, tiene que existir delimitación entre el trabajo y la vida, temporal, social y geográficamente.

Nadie puede trabajar las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Por eso es importante gestionar el tiempo y la atención.

Asegúrate de moverte entre diferentes modos de ser, especialmente si gran parte de tu trabajo sucede en el mismo espacio doméstico en el que también sucede tu vida. De otra manera terminarás colapsado siendo esclavo de tu empleo o lo que es peor, no cumpliendo con las obligaciones que tienes que entregar.

El Autónomo depende de sí mismo

Es importante que todos los principios éticos y morales que aplicarías en una oficina de trabajo, sean aplicados respecto a ti mismo. Se disciplinado en los horarios, con las entregas, con los tiempos de comida y de descanso. Evita relajarte demasiado o sobresaturar. Pero sobre todas las cosas ten en cuenta que el único responsable de que tus finanzas o tu empresa sea exitosa eres tú. Trátate con respeto, no trabajes en pijama, no comas directo de la nevera y se amable aunque no tengas a ningún

Con mucho, la lección más grande de todas proviene de la pandemia. “Trabajar desde casa” en modo híbrido, o flexible simplemente no es lo mismo que “trabajar para uno mismo”. Esta es la diferencia crucial entre los trabajadores independientes a largo plazo, especialmente cuando son emprendedores y creativos, y las personas que trabajan para corporaciones, grandes y pequeñas.

Al principio del confinamiento, los que tenemos décadas siendo autónomos, pensamos que nos resultaría muy sencillo adaptarnos a los nuevos tiempos. Pero esto era una mentira. Algunos independientes funcionan mejor cuando adaptan el trabajo a un horario apretado. Quitan el horario y se pierden. “Trabajar desde casa” no es una designación geográfica: es psicológica, individual y altamente dependiente del ecosistema de su industria.

La industria donde se ubica tu negocio, es quizás uno de los puntos críticos de los independientes. Conocer sus nichos y oportunidades nos brinda ventajas competitivas en el mercado. De modo que hay que estar en constante evaluación de lo que nos hace productivos y replicarlo intencionalmente.  Finalmente, hay que prestar atención a las RRSS y a las comunidades de personas que no son del círculo íntimo pero que de alguna manera te necesitan y tu las necesitas para preservar estas relaciones a largo plazo.

En Equale.es estamos convencidos que el camino del autónomo aunque es bastante complejo, es una increíble puerta hacia la independencia financiera. Evidentemente no es para todo el mundo y aun con mucha experiencia es importante contar con asesores que te ayuden a optimizar cada uno de los procesos que implican ser tu propio jefe. Con estas reflexiones cerramos el año deseando para ustedes un 2023 lleno de muchas ventas y aprendizajes.