Trabajando desde casa ¿hasta cuándo hay que atender a los clientes?

Todos sabemos que los clientes no siempre respetan los horarios, pero en condiciones normales lo que se hace es simplemente apagar el ordenador y dar por terminada la jornada laboral. Pero, cuando se está teletrabajando, las cosas son distintas, y se pierde fácilmente la noción del tiempo. Esto nos lleva a preguntarnos ¿Hasta cuándo hay que atender a los clientes?

Hoy te daremos algunas claves para saberlo.

 

Una cuestión de costumbre

 

A los autónomos, generalmente, se les hace más sencillo gestionar el recibir clientes a cualquier hora. Porque si tiene el teléfono encendido o se encuentran en alguna de las plataformas en las que trabajan, el cliente les puede contactar; y también el cliente va a querer inmediatez.

Caso distinto es el de las personas que, desde que ha comenzado la pandemia, han tenido que dejar la oficina para comenzar a teletrabajar. Bien sea con su propio negocio o trabajando para una empresa.

Hay que tomar en cuenta también que la migración forzada al teletrabajo durante la pandemia no fue la más óptima, y que muchos trabajaban a deshoras únicamente para no pensar en todo lo que estaba sucediendo alrededor.

Trabajando desde casa ¿hasta cuándo hay que atender a los clientes?

A pesar de que te encuentres en casa, es necesario saber que no siempre vas a poder revisar algo que un cliente te haya enviado de forma inmediata. Esto es complicado, porque hay que crear un equilibrio entre las horas de descanso que tanto se necesitan en momentos tan estresantes como estos y los deseos de los clientes, que generalmente quieren que sean resueltos inmediatamente.

Otro aspecto que también es importante a tomar en cuenta es que a no todos los clientes se les debe dar el mismo tarto. Hay clientes que nunca volverán a ti y que, además de generarte beneficios una única vez, pueden llegar a ser muy exigentes. Por otro lado, hay clientes quienes, aunque puedan llegar a ser exigentes, son recurrentes y proporcionan una gran parte de la facturación mensual. Con estos últimos no se puede ser inflexible, y un trato personalizado e inmediato los mantendrá siempre contentos, garantizado continuidad con tu negocio. En cambio, otro tipo de clientes, deberán entender que no siempre podrás estar disponible para ellos a la hora en que lo deseen.

Recuerda que, por encima de todo, es necesario el descanso y la desconexión del trabajo si no se quiere caer en el síndrome de burnout y si se quiere tener un desempleo decente, lo que garantizará que tu negocio siga funcionando correctamente.

 

Asesoría en Málaga

 

Esperamos que estas claves para saber hasta qué hora hay que atender a los clientes te sean de ayuda. Y que, por otra parte, puedas saber diferenciar entre los clientes que son verdaderamente importante para ti y los que no lo son

Para más consejos, puedes leer nuestro blog donde siempre comentamos temas de actualidad y te traemos más consejos para Pymes y autónomos.

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *