Gastos que los autónomos pueden descontarse de los impuestos (parte 2)

En un artículo anterior hablábamos sobre las deducciones que los autónomos pueden hacer sobre los impuestos. Hablábamos sobre lo ambiguo de esta situación puesto que, como nos dice el artículo 95 de la ley del IVA: «los empresarios o profesionales no podrán deducir las cuotas soportadas o satisfechas por las adquisiciones o importaciones de bienes o servicios que no afecten, directa y exclusivamente, a su actividad empresarial o profesión». Es decir, no se explica qué gastos se pueden descontar de los impuestos. Solo se establece que para ser descontados deben estar de forma intrínseca relacionados con la actividad o profesión.

Sin embargo, hay gastos que pueden ser fácilmente explicados y justificados ante la Agencia Tributaria.

Hoy te traemos más gastos que los autónomos pueden descontarse de los impuestos.

Compra de material informático (como un ordenador)

Los ordenadores y el material informático son de esos gastos que se pueden considerar como generalizados. En nuestros tiempos, toda actividad comercial difícilmente puede ser desarrollada sin hacer uso de material informático, como un ordenador. De manera que es muy sencillo justificar la necesidad que se tiene de hacer el gasto de un ordenador. Especialmente si perteneces a una de esas tantas profesiones que han tenido que trabajar desde casa durante la pandemia.

Compra de un dominio web

Los dominios web, así como los gastos a los profesionales que se encargan de diseñarlos y manejarlos, son perfectamente deducirlos de los impuestos. De la misma forma en que muchas actividades no podrían desarrollarse sin el uso de internet, tener una página web es necesario para muchas actividades comerciales. De hecho, hay actividades comerciales que funcionan únicamente a través de una página web. De manera que si compras un dominio, la página está activa y su contenido es relativo a tu actividad comercial, entonces son tendrás problema en deducir estos gastos de tus impuestos.

Gastos publicidad

Los gastos que se hagan para hacerle publicidad a tu marca serán deducibles. La forma de darle visibilidad a tu negocio es a través de la publicidad. Y si, por ejemplo, tú como autónomo realizas gastos en publicidad en redes sociales para darle visibilidad a tu negocio, entonces estos gastos pueden ser fácilmente deducidos.

De la misma forma, los gastos en tarjetas publicitarias también pueden ser fácilmente deducibles.

No todas las profesiones son iguales

Es importante entender las diferencias entre las distintas profesiones, y que hay gastos que bien pueden ser esenciales para algunos, más no para otros.

Por suerte, los gastos que hemos enumerado tanto en este artículo como el anterior (al que puede acceder haciendo clic aquí), generalmente no dan problemas a la hora de justificar y deducir gastos.

Pero ten en cuenta de que si no estás al 100% seguro de que puedes justificar un gasto o que no está intrínsecamente relacionado con tu actividad comercial, lo mejor es que no intentes deducirlo.

Asesoría en Málaga

Y si necesitas el apoyo de una Asesoría en Málaga, solo contáctanos y estaremos encantados de atenderte.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *